top of page

Una experiencia que me llevo para toda la vida



No me alcanzan las palabras para agradecer el cariño y el afecto que recibí en la Mariápolis. Para mi ha sido una experiencia de voluntariado maravillosa.


Fué una optima ocasión para practicar y mejorar mi portugués, además de permitirme conocer a personas de distintos lugares del mundo e intercambiar experiencias. Aunque comparto la idea que propone el Movimiento de los Focolares para la sociedad, estoy pensando en buscar más información y tomar contacto cuando llegue a mi ciudad.


En cuanto a las tareas que realicé como voluntaria, me sentí muy cómoda con mis compañeros de trabajo en el Centro Mariápolis y el trabajo que me dieron me gustó mucho. Quiero agradecer en particular a las focolarinas porque me acogieron muy bien. Aún quisiera hacer una observación, me parece, haciendo una comparación entre los proyectos sociales y el Centro Mariápolis, pienso que sea importante organizar todavía algunas cuestiones en el Centro Mariápolis para mejorar el trabajo. Esta es mi opinión después de este periodo que estuve allí.


Para concluir, es muy importante para mi, siendo extranjera, poner en evidencia el calor del pueblo brasilero. Aunque si al principio para mi no era facil comunicarme, la gente me ayudó mucho a hablar y expresarme bien.


Este es el resumen de mi experiencia en Brasil, que seguramente quedará grabada para toda la vida!


Gracias por todo!


un abrazo!

Paula Armengod

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page